¿CÓMO AYUDAR A CONSTRUIR LA IDENTIDAD PERUANA EN NUESTROS NIÑOS?

Desde que somos pequeños, nos enseñan que debemos querer a nuestro país, ayudar a cuidarlo, aceptar las diferencias, respetar las normas de convivencia y comportarnos adecuadamente con el fin de construir una identidad que nos haga sentirnos parte de él. Sin embargo, la realidad nos confronta con los hechos, y nos lleva a preguntarnos si, realmente estamos transmitiendo adecuadamente a nuestros hijos, un adecuado modelo de ciudadanía.

El mayor problema que enfrentamos es el poder traducir toda la teoría sobre ser un buen ciudadano a la práctica cotidiana, lo que se complica aún más cuando nuestros hijos son pequeños. Pensamos que el ejemplo es el medio más adecuado para poder hacerlo. Somos nosotros los adultos, quienes debemos demostrarles con hechos tangibles los valores que buscamos repliquen en el futuro.

Por ello, debemos tomar conciencia de nuestro propio actuar, dándonos cuenta si realmente estamos inculcando los principios que queremos para nuestros hijos. Aún más importante, si estamos siendo coherentes entre lo que decimos y hacemos.

En ese sentido, la construcción de la ciudadanía se da paso a paso. Enseñémosles, en primer lugar, a respetar y cuidar su entorno inmediato con el ejemplo. Una buena forma de empezar es en el parque, en sus juegos, cuidando las cosas que usamos porque no son solo nuestras. Valorando que debemos dejarlas bien para la siguiente persona que las necesite. De esta forma, también estamos favoreciendo el poder pensar en el otro y no sólo en nosotros mismos y nuestras necesidades.

Así también, podemos fomentar el trato amable y respetuoso en nuestros hijos por medio de nuestro propio comportamiento al interactuar con los demás. Seamos solidarios y compartamos con las personas que nos rodean. Podemos empezar con las personas que trabajan en nuestra casa, inculcando el buen trato y el respeto.

Otro ejemplo a tener en cuenta es cuando nos quedamos atascados en el “hermoso” tráfico limeño, el cansancio, fastidio y calor del momento puede generar que expresemos frases en contra de nuestros compatriotas: términos como “cholo”, “indio, “serrano”, suelen ser usados de forma despectiva. Y los niños están a nuestro lado escuchando. Todos lo hemos hecho en algún momento, aceptarlo es parte de poder reflexionar para generar otro tipo de conductas positivas. Tengamos en cuenta que el respeto por los otros, se construye desde acciones cotidianas, en donde valoramos a la persona, más allá de sus características raciales,  físicas o culturales y como adultos somos modelos coherentes con lo que expresamos.

Otra forma podría ser  asistiendo con nuestros hijos a las actividades que proponen nuestros distritos como algún evento en el parque o alguna actividad comunitaria. Así les vamos transmitiendo que pertenecen a un grupo, a una comunidad y se promueve el trabajo en equipo y la armonía entre las personas.

De igual manera, podemos incentivarlos a tener una voz propia, para lo cual también debemos poner de nuestra parte escuchándolos y tomando en cuenta sus opiniones. Si bien debemos establecer límites, podemos incentivarlos a pensar y a tomar decisiones dentro de estos. El hogar es el primer espacio para cultivar los valores, los cuales más adelante contribuirán al desarrollo de su identidad peruana.

En niños más grandes, se puede reforzar la enseñanza sobre el respeto a la diversidad y a las diferentes costumbres, fortaleciendo así su identidad peruana que no solo es un sentimiento de pertenencia al país, sino que también forma parte importante del autoconcepto de las personas. En esta línea, sería conveniente mostrarles lo característico de cada cultura. Esto ayudará a practicar la tolerancia hacia lo diferente que pueden ser las personas y favorecerá la identificación y la valoración con lo que le pertenece a nuestro país.

Una manera de hacerlo es visitar distintos lugares donde se les pueda mostrar la belleza de nuestro Perú, lo ricas que son sus comidas, lo bonito que suena la música peruana cuando la escuchamos. Así también, pueden ir a sitios donde se hable de la historia de nuestro país o tal vez podemos leerles cuentos e historias de autores nacionales. Aprovechemos estos feriados por 28 de julio para acercarlos y familiarizarlos con las costumbres peruanas.

Otro gran ejemplo puede darse el 31 de octubre, el día en que  se celebra a la canción criolla. Valorar la música y danzas de nuestro país permite afianzar a través del arte, el sentido de pertenencia  .

Desde el Centro Vinculare, consideramos que es importante que desde pequeños se les ayude a los niños a involucrarse con su país. Los padres pueden favorecer este acercamiento desde casa con acciones cercanas y concretas, buscando lo que es pertinente mostrarles según su edad. Este aprendizaje debe ser constante y debemos asegurarnos que va siendo interiorizado por nuestros hijos. 

Bibliografía

https://veronica-alfaro.weebly.com/1iquestpor-queacute-educar-para-la-ciudadaniacutea.html

https://www.educacioninicial.com/c/002/562-ciudadania-y-patriotismo-en-los-ninos/

http://www.institutoapoyo.org.pe/noticias/25/desarrollo-de-conciencia-ciudadana-en-nios-y-nias-ests-dispuesto-a-ceder-tu-poder

http://educacionyeducadores.unisabana.edu.co/index.php/eye/article/view/4715/3974

https://www.latribuna.hn/2017/07/18/fortalecimiento-la-identidad-nacional-desde-la-familia-la-escuela/

https://www.facebook.com/notes/instituto-nacional-de-salud-mental-honorio-delgado-hideyo-noguchi/importancia-de-fortalecer-la-identidad-nacional-y-el-patriotismo-en-los-hijos/1974239739328079/